Veterinario hablando de cataratas

Cataratas en los perros: síntomas y tratamientos

El veterinario de Mascota y Salud Daniel Rodríguez nos explica en una entrevista los detalles de la enfermedad, cómo afecta a nuestros compañeros caninos y qué tratamiento es el más conveniente.

Una de las enfermedades que solemos padecer tanto humanos como perros son las conocidas cataratas. En el caso de nuestros compañeros caninos, se trata de una pérdida de transparencia del cristalino que suele producirse debido al envejecimiento del animal.

El veterinario de Mascota y Salud, Daniel Rodríguez, nos explica con detalle cada una de las cuestiones más significativas sobre la enfermedad en la entrevista que os dejamos a continuación:

Síntomas y causas de las cataratas

Como bien nos aclara al comienzo de la charla, hay que tener mucho cuidado con golpes, heridas o traumatismos que podrían ser desencadenantes de las cataratas, además de algunas enfermedades secundarias como es el caso de la diabetes.

Si bien es cierto que, como bien nos confirma Daniel, se trata de una enfermedad que se puede prevenir y detectar a tiempo. Si la pupila del animal torna a un color blanquecino azulado, como propietario debes llevarlo lo más pronto posible al veterinario. Bulldog francés, Bichón maltés, Fox terrier o Caniche son las razas más propensas a padecer cataratas.

La cirugía, único tratamiento factible para tratar cataratas

Otro aspecto a destacar es el del tratamiento. El único efectivo es e que somete la cirugía. El veterinario nos deja muy claro que cualquier otro remedio sólo alargará el proceso. La facoemulsificación consiste en la extracción del núcleo del cristalino que se encuentra dañada. Una vez extraída, ésta se sustituye por una lente en el interior del ojo.

Si la cirugía no se lleva a cabo correctamente, ésta puede ocasionar complicaciones tales como hemorragias, edema corneal o glaucoma, aunque es muy poco frecuente, por lo que se recomienda a todos los propietarios que sometan a la cirugía a aquellos perros que presenten síntomas que hicieran sospechar que poseen cataratas.

Por último, Daniel destaca la importancia de detectar estos síntomas a tiempo, ya que no todas las cataratas en perros se pueden operar. Cuanto más leve sea la enfermedad, será más factible de operar y las probabilidades de éxito serán mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *