¿Qué es el síndrome de braquicéfalo? ¿Qué razas lo sufren más?

Las  razas más comúnmente afectadas por el síndrome del braquicéfalo:
Carlino; Shih tzus; Boston terriers; Bulldog inglés; Bulldog francés 

Si tu perro pertenece a alguna de estas razas o similares, debes tener en cuenta las patologías que te describimos a continuación:

Componentes primarios 

-Estenosis de las narinas: Estas razas poseen unos ollares muy pequeños, esto hace que les cueste más respirar, provocando su particular jadeo.

-Paladar blando elongado: Estos animales poseen un alargamiento y grosor anormal del paladar blando, lo que provoca una obstrucción de las vías aéreas. La vibración del paladar produce ronquidos e inflamación de la laringe.

Boston terriers-Hiperplasia de cornetes nasales: Son pliegues de la mucosa que se encuentran en el interior de la nariz. En perros dolicocéfalos (con cabezas y morros alargados como por ejemplo el pastor alemán) poseen una gran cantidad de cornetes a lo largo de toda su cavidad nasal, sin embargo los perros braquicéfalos tienen que meter todos esos cornetes en un espacio muchísimo más pequeño, porque ellos no tienen un hocico tan largo. Esto provoca que al respirar por la nariz el aire se encuentre con una maraña de pliegues, como consecuencia del sobreesfuerzo inspiratorio continuado, que dificultan que el animal respire con normalidad.

Componentes secundarios

-Eversión de los ventrículos laríngeos: En animales sin problemas, son dos pequeñas oquedades en la laringe. Cuando se produce esta patología, lo que sucede es que la mucosa que recubre los ventrículos sale hacia fuera creando una estructura que antes no estaba y que dificulta aún más la entrada de aire. El estado del animal en este punto es crítico.

-Colapso laríngeo: Es la pérdida de función de los cartílagos laríngeos. Cuando llegamos a este punto de la enfermedad, el animal no puede respirar de ninguna manera.

Todos estos procesos son progresivos con el tiempo. Estos animales ya nacen con los componentes primarios, los secundarios no son más que la progresión de la enfermedad.

Toda esta información no pretende asustar, si no hacernos entender que estas razas son propensas a padecer este tipo de enfermedades y que por lo tanto debemos estar pendientes de cómo se comportan de manera habitual, de hacerles sus revisiones correspondientes tanto al adquirirlas como de adultos.

CachorritosDebemos advertir a nuestro veterinario si observamos desvanecimientos tras situaciones de estrés, colapsos, cansancio exagerado o simplemente un incremento de los ronquidos en nuestra mascota. Él sabrá cómo ayudarte y los pasos que tendrás que seguir si decides operar.

No obstante debes saber que cuanto más tiempo dejes pasar este tipo de síntomas, la enfermedad puede evolucionar y provocar daños con una mayor dificultad para solucionarlos.

 

PROMO MYS CLINICAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *