LA REALIDAD DE LOS GATOS DURANTE EL EMBARAZO 🐱👶

Hemos escuchado muchas veces que si estás embarazada, TIENES que deshacerte de tu gato porque supone un riesgo para tu bebé ¿Es cierto? ¿Significa que ya no podremos convivir más con nuestro minino?

Antes de nada,  te explicamos de donde viene esta creencia. La toxoplasmosis, es una enfermedad provocada por el parásito denominado toxoplasmas gondii. Éste reside en la carne cruda o que no se encuentra bien cocida, en la tierra, en frutas o verduras sin lavar y en el aire libre donde puede haber heces de gato.

Los felinos, si están en contacto o ingieren alguna de las fuentes de contagio, se hacen portadores del parásito, que pasa a sus heces. Un gato infectado lo incuba durante un período de entre 3 y 20 días. Después, lo excreta durante un mes.

Para que tu gato te contagie la enfermedad, debes tocar las heces con las manos y llevártelas a la boca, lo cual es del todo improbable…esperemos…

gatos y bebés son totalmente compatibles

Mi gato :)

Sin embargo, y a pesar del reducido riesgo de contagio, algunos ginecólogos exigen a las embarazadas deshacerse de los felinos. Recordad que cuando te comprometes a tener un animal, debes garantizar su cuidado y si no te sientes cómoda conviviendo con él, debes encontrarle un hogar donde vaya a estar bien atendido. El abandono nunca es una opción.

Si tienes un gato en casa y quieres eliminar por completo la posibilidad de que tu felino presente toxoplasmosis  (aunque sea improbable, ya que los gatos domésticos no ingieren carne cruda ni van a los parques a tragar arena):

  • Que otra persona cambie la caja higiénica.
  • Dale comida de lata.
  • Lávate las manos antes de comer.
  • Si haces trabajo de jardinería, utiliza guantes.

Por lo tanto… no te preocupes de las posibles acusaciones, el único riesgo real reside en la consumición de carne poco hecha, embutidos, verduras y frutas mal lavadas (es aquí donde debemos de tomar precauciones).

Mi bebé y mi gatitoLa ignorancia es muy atrevida, y la desinformación hace que muchas mujeres hayan abandonado a sus gatos a causa de este miedo. Es más, lejos de los riesgos para la salud que los mitos aseguran que un felino puede causar, los psicólogos afirman que durante el embarazo, contribuyen a la reducción del estrés y  la ansiedad que puede conllevar la llegada de un nuevo bebé.

Además, durante el crecimiento del niño, el felino le proporciona cuidados, mimos y entretenimiento.  No te preocupes si al principio el niño se muestra distante y nervioso con el gato: que se acostumbren es cuestión de tiempo. Y sobre todo, no fuerces el contacto entre ambos, podría generar estrés en el gato o en tu niño.

En conclusión, los datos demuestran una vez más, los beneficios que pueden reportarnos los animales. No solo los gatos, también los perros colaboran en nuestro día a día.

Baby y Bubu

En relación con el embarazo se ha demostrado que los canes son importantes aliados cuando se espera un bebé: reducen el riesgo de obesidad de las embarazadas porque fomentan su ejercicio físico.

Mi perro en mi embarazoAdemás, en lo relativo a la influencia en la salud de los bebés, algunos estudios aseguran que ayudan al desarrollo y resistencia del sistema inmunológico del niño y en la reducción de la posibilidad de  padecer alergias, asma, estrés, ansiedad… como tantas veces hemos mencionado ya.

Por  lo tanto, si estás embarazada, tranquila… no dejes que los nervios te lleven a hacer algo de lo que te arrepientas más adelante. Si quieres a tu gato y a tu pequeño, no tienes que elegir entre uno y otro.

 

PROMO MYS CLINICAS

3 comentarios en “LA REALIDAD DE LOS GATOS DURANTE EL EMBARAZO 🐱👶

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *